Meego permite localizar a los niños sin darles un teléfono

por Virginia Méndez

Un año atrás el ingeniero y emprendedor uruguayo Juan Pablo Olivera tuvo la idea de asociar un reloj infantil a una aplicación para que los padres pudieran saber cómo están los hijos sin necesidad de darles un teléfono celular. La bautizó Meego, porque buscaba que el nombre sonara parecido a “Estar conmigo”. “Migo” finalmente derivó en “Meego” y el producto se lanzó al mercado el mes pasado.

¿Qué permite Meego? “Es un servicio para conectar a las personas con su familia. En este momento estamos lanzando un reloj inteligente para niños asociado a una aplicación, de forma tal que los padres, desde sus propios celulares, pueden ver dónde están y qué recorrido han hecho. Se pueden delimitar zonas de referencia, hablar por teléfono y, en un futuro, enviar mensajes de texto. Cada padre, junto a su hijo, puede determinar qué números pueden llamarlo y con cuáles puede comunicarse el niño. También tiene un botón SOS”, dice Olivera.

Es, entonces, una combinación de reloj y teléfono. O más bien, un teléfono al que se le pueden predeterminar los contactos. El reloj se abre por una tapita posterior en donde se le coloca un chip de celular (micro-SIM). Se puede elegir la compañía, tanto prepago como contrato, tal como se hace con un celular.

La idea surgió de la observación: “Tengo varios amigos que ya tienen hijos, y hablando con ellos notamos que existía cierta preocupación por el grado de libertad que tienen sus hijos y sus posibilidades de acompañarlos. Los niños no sólo van de casa a la escuela y de la escuela a casa. Tienen muchas actividades, practican deportes, van a la casa de amigos. Los padres motivan estos hábitos, pero quieren tener herramientas para mantenerse cerca”, explica Olivera.

Durante el desarrollo del producto se hizo una pequeña investigación con padres e hijos reales. “La respuesta fue muy buena desde los dos lados. A lo largo de este año de trabajo nos hemos planteado varias preguntas y temas que nos han ayudado a desarrollar este producto puntual. La sensación de inseguridad es uno. También hay aspectos vinculados al estilo de vida actual de las personas: los padres trabajan muchas horas y a veces no queda otra que dejar a los niños con abuelos, en la escuela, etcétera”, comenta Olivera, y agrega: “En la investigación también notamos que había una preocupación por parte de los padres separados, por el hecho de que sus hijos tengan más de un hogar”.

Lo interesante es que el software es completamente made in Uruguay. Excepto el reloj en sí, la parte física, “tanto la aplicación como el software del reloj lo desarrollamos acá”, aclara Olivera.

“Meego ofrece un servicio, pero también un producto. Esto es bastante innovador en Uruguay, donde tendemos a generar más bien servicios”, destaca el creador.

El proyecto es financiado por Olivera junto a una red de amigos, más la colaboración de la firma de software para la que trabajaba antes de empezar con Meego.

¿Qué pasa con la información que registra la aplicación sobre la ubicación de los niños? “Esa información es estrictamente confidencial. Sólo los padres o quien esté utilizando la aplicación puede acceder a ella”.

También podría pensarse que el dispositivo invade la privacidad de los niños. “Lo genial de la tecnología es que ofrece soluciones. Y, como todo, tiene una contracara. Cuando pensé en Meego, lo imaginé como una herramienta, una solución tecnológica. Doy por sentado que la gente la va a utilizar con responsabilidad. En un futuro muy cercano estas herramientas van a ser moneda corriente, y es responsabilidad de cada uno sacarles un buen provecho y elegir cuidar en lugar de controlar obsesivamente”, opina Olivera.

Lo próximo es generar más productos a partir del mismo concepto. “Vamos a trabajar bajo el paraguas de Meego: una solución para cuidar a los que querés. En ese sentido, pensamos avanzar con la diversificación del producto. Ahora estamos concentrados en lanzar el reloj para niños, pero más adelante nos imaginamos un reloj para adultos mayores, para personas con enfermedades como el Alzheimer, e incluso un dispositivo para localizar mascotas”.

Tanto el dispositivo como la aplicación se pueden conseguir mediante la página web meegofamily.com, y también por la página de Facebook meegouy.

Ver la nota original aquí:  Meego permite localizar a los niños sin darles un teléfono